Cuando los teléfonos móviles aparecieron, comenzó una moda que tenía muy preocupados a los padres, y es que sus hijos se pasaban mucho tiempo enviando mensajes y estos acababan costando mucho dinero. Pero esta preocupación parece que ha desaparecido.

Los SMS caen en un 84%

En el año 2006 se enviaron 2.308 millones de SMS en todo el país, mientras que ahora, 10 años después, tan solo se han registrado 309 millones de mensajes, lo que es una caída de más de 2.000 millones que se representa como un descenso del 84% en tan solo una década según ha presentado la CNMC, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

España está a la cola de Europa en lo que se refiere a envíos de SMS, con un 6% de la población que asegura que utiliza los mensajes a diario, frente a un 75% de Irlanda o Dinamarca según los datos del Eurobarómetro 2016.

El uso de SMS cae ni más ni menos que un 84%

Entre otros motivos el descenso del envio de mensajes es debido al aparecer aplicaciones móviles que pueden enviar mensajes de una forma mucho más barata. Un 89.8% de los encuestados utilizan la famosa aplicación WhatsApp, mientras que un 36% utilizan Facebook Messgenr, con un aumento entre el 5% y el 11% con respecto año anterior.

Debido al gran avance de los teléfonos móviles en los últimos años, que se han convertido casi en unos pequeños ordenadores con los que se puede hacer cualquier cosa, la población ha empezado a enviar mensajes de una forma mucho más económica de lo que lo venía haciendo hace unos años. Además, las grandes compañías han buscado formas de vender nuevas tendencias como es el adquirir paquetes con los que poder navegar por Internet a gran velocidad y así comunicarse con el resto de la población de una forma rápida y sencilla.

Dejar respuesta