Mientras que para algunos la nochevieja es una fiesta con la que reunirse en familia para despedir el año, para otros es no más que una excusa para poder emborracharse otra noche del año sin que nadie les diga nada. Pero claro, cuando se trata de conductores, el problema es mayor.

1.000 euros de multa por conducir borracho o drogado

En Nochevieja se cometen muchas locuras porque es el última día del año y muchos apuestan por hacer lo que no han hecho en todo el año. Esto suele llevar a situaciones muy peligrosas con heridos por imprudencias o a muchos accidentes de tráfico, siendo los causantes principales de esto el alcohol y las drogas.

Da igual las campañas que realice la DGT en contra de las drogas o el alcohol, aconsejando que no se coja el coche en estado de embriaguez y mucho menos bajo el efecto de las drogas. Y aún así, la gente sigue arriesgándose cuando saben que durante estos días es cuando más controles de tráfico hay por toda España.

Multas de hasta 1.000 o 4 años de cárcel por ir drogado o borracho al volante

Quizás a muchos se les quiten un poco las ganas de arriesgarse a coger el vehículo sin han tomado una copa de más o si se han drogado al conocer que no solo se quedan sin todos sus puntos del carnet, sino que además hay que pagar multas de hasta 1.000 euros. ¿Y qué no se pagan las multas? Pues nada, entonces se te puede meter en la cárcel con una pena de hasta cuatro años.

La DGT dio un resultado un tanto preocupante de que el año pasado, según el Estudio sobre Prevalencia del consumo de Alcohol y Drogas ilegales (EDAP), en el año 2015 12 de cada 100 conductores, elegidos de forma aleatoria, dieron positivo en drogas o en cantidades superiores a la permitida de alcohol.

Dejar respuesta