Mientras que el Museo Reina Sofía y el Museo de la baronesa de Thyssen han cerrado el año 2016 con muy buenas cifras, parece que el Louvre, el museo más importante de Francia, no ha tenido muy buena suerte a lo largo de todo el año.

Menos turistas por culpa de los atentados

Según los datos que han presentado desde el Museo del Louvre, en total han recibido 7,3 millones de visitantes en todo el año, lo que supone un descenso del – 15% con respecto al año 2015. Entre las principales razones los responsables del museo aseguran que se deben al efecto negativo que han tenido los atentados yihadistas en el país, lo que ha reducido el número de turistas.

El Louvre anunció que si suma las visitas a las colecciones desplazadas, que se encuentran en el centro de Lens al norte de Francia, en total han recibido 7,7 millones de personas en todo el 2016.

Pero el descenso no solo se debe a la reducción de turistas extranjeros, que no acuden al país por miedo de la amenaza terrorista, sino también al cierre preventivo, durante cuatro días, a principio de junio, debido a la subida del río Sena, según informan los responsables del Museo.

El Louvre reduce el número de visitas

El 70% de las personas que acuden al Louvre son extranjeros, procedentes principalmente de Estados Unidos, China, Reino Unido, España e Italia, lo que explicaría el incremento y evolución de los “turistas foráneos”. Aunque hayan aumentado las visitas, el Louvre asegura que aumenta la satisfacción por parte de los visitantes del museo.

En lo que respecta al número de franceses que a lo largo del año han acudido al museo se ha mentenido bastante estable con respecto al 2015, con dos millones de visitantes, pese a que se endurecieron las medidas de seguridad de los estudiantes menores por los ataques terroristas.

Dejar respuesta