Millones de personas utilizan WhatsApp a lo largo del día sin saber que tan peligroso es. No saben que todos los mensajes que envían a través de esta aplicación son almacenados. No saben que todas las fotos que compartan a través de este sistema de mensajería son guardadas en una base de datos para su libre uso. Y, lo más importante, no saben que peligro corren sus datos personales.

Un virus que puede obtener información del teléfono

Existe una mala costumbre en la sociedad moderna, y es que mucha gente ya utiliza su teléfono móvil como si fuera un ordenador. De hecho, algunos ya funcionan como tarjetas de pago en algunos locales, lo que hace que toda la información de una persona esté en el teléfono.

Así, si lo roban, toda la vida de una persona se quedará en nada, puesto que podrán acceder a sus cuentas bancarias, sus redes sociales… todo desaparecerá por tenerlo activo en su teléfono móvil.

Pero no hace falta que les roben el teléfono para que pase esto, no. A los que usan el servicio de mensajería WhatsApp les está persiguiendo una amenaza, conocida como phishing, un virus que lleva a través de un mensaje en un formato de documento Excel, Word o PDF. Un mensaje llega al móvil del usuario, convenciéndole de que tiene que abrirlo porque es un documento auténtico que tiene que leer.

Aparece una nueva amenaza en WhatsApp que obtiene datos bancarios de los usuarios

Una vez abierto, sin que el usuario se dé cuenta se instala un virus en su teléfono móvil que lo hace vulnerable. De este modo, cuando una persona acceda a su cuenta bancaria, a su red social o a alguna página con contraseña, todo queda registrado por el virus, generando información que posteriormente puede ser utilizada por los hackers.

Actualmente solo se han registrado casos en la India, pero los directivos de WhatsApp ruegan a sus usuarios que tengan cuidado con los mensajes de dudosa procedencia.

Dejar respuesta